El acoso laboral o mobbing es una forma de violencia psicológica que afecta a la salud y el bienestar de las personas que lo sufren. 

Se trata de conductas hostiles, humillantes o intimidatorias que se ejercen de forma sistemática y prolongada sobre un trabajador o trabajadora, con el fin de aislarlo, degradarlo o eliminarlo del puesto de trabajo. 

En este blog, te ofrecemos consejos prácticos y recursos útiles para afrontar esta situación, defender tus derechos y recuperar tu autoestima.

 

¿Qué hacer cuando sufres acoso laboral?

 

Consecuencias del acoso laboral

Como hemos visto previamente, el mobbing es una conducta desagradable que puede tener graves consecuencias para la salud física y mental de la víctima, así como para su rendimiento y satisfacción laboral.

Las consecuencias más importantes para la salud del afectado son: 

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Baja Autoestima
  • Insomnio
  • Problemas digestivos, Etc.

Por otra parte, algunas de las consecuencias para el trabajo son: 

  • Pérdida de motivación
  • Disminución del rendimiento
  • Aislamiento
  • Absentismo
  • Rotación
  • Abandono del empleo, Etc.

 Estas persecuciones son un problema grave que debe ser prevenido y sancionado por las organizaciones y las autoridades competentes.

 

Consecuencias del acoso laboral

 

Tipos de acoso laboral

Existen diferentes tipos de acoso laboral, según la posición jerárquica del acosador y la víctima. Por ejemplo: 

  • El mobbing es el delito de acoso laboral entre compañeros de trabajo u horizontal. 
  • El bossing es el acoso laboral vertical, de un superior a un subordinado; y,
  • El acoso moral es el acoso laboral que atenta contra la dignidad y los derechos fundamentales de la persona.

Aquí te dejamos ahora algunas de las preguntas más frecuentes sobre el acoso laboral.

 

Tipos de acoso laboral

 

Preguntas frecuentes sobre mobbing

Os dejamos las preguntas frecuentes sobre mobbing:

¿Cómo detectar el acoso laboral?

Para detectar el acoso laboral, es importante estar atento a los siguientes indicadores:

  • Comportamientos hostiles, humillantes o intimidatorios por parte de un superior, un compañero o un subordinado hacia la víctima, de forma sistemática y prolongada en el tiempo.
  • Aislamiento social, marginación o exclusión de la víctima dentro del grupo de trabajo, dificultando su comunicación y su participación.
  • Desvalorización, descalificación o desacreditación del trabajo de la víctima, ignorando sus aportaciones, asignándole tareas inadecuadas o sin sentido, o evaluando injustamente su desempeño.
  • Amenazas, coacciones o presiones sobre la víctima, ya sea para que renuncie a sus derechos, para que acepte condiciones laborales abusivas o para que abandone su puesto de trabajo.

Si se identifica alguno de estos indicadores, es recomendable buscar apoyo profesional y legal para hacer frente al acoso laboral y defender los derechos de la víctima.

¿Cómo defenderse del acoso laboral?

Una vez hemos sufrido acoso, lo que más deseamos es poder superar esta etapa. Para ello es importante reconocer los signos y las consecuencias de esta situación, buscar apoyo profesional y legal, y tomar medidas para protegerse y defenderse.

 Algunas estrategias que pueden ayudar sobre ¿Cómo superar el acoso laboral? son:

  • Identificar y documentar las conductas de acoso que se producen en el trabajo, como insultos, amenazas, humillaciones, aislamiento, sobrecarga o falta de tareas, etc.
  • Buscar apoyo emocional y legal de familiares, amigos, compañeros de trabajo, sindicatos o asociaciones de víctimas de acoso laboral.
  • Denunciar la situación ante los responsables de la empresa, los organismos competentes o la justicia, presentando las pruebas que se hayan recopilado.
  • Cuidar la salud física y mental, acudiendo al médico si se presentan síntomas como estrés, ansiedad, depresión, insomnio, etc.
  • Consultar con un psicólogo o un médico que pueda evaluar el impacto del hostigamiento en la salud mental y física, y ofrecer tratamiento adecuado.
  • Cuidar la autoestima y el autocuidado, realizando actividades que generen placer, satisfacción y bienestar.
  • Mantener una actitud positiva y proactiva, buscando alternativas laborales o formativas que mejoren la situación profesional y personal.

¿Cuál es el protocolo para el acoso laboral?

El protocolo para el abuso laboral es un conjunto de medidas que se aplican para prevenir, detectar y sancionar este tipo de conductas en el ámbito laboral. La prevención del acoso laboral es una herramienta fundamental de las empresas. Algunas de las medidas que se pueden tomar son:

  • Informar a la persona acosada de sus derechos y de los recursos disponibles para su protección.
  • Ofrecer apoyo psicológico y legal a la persona acosada.
  • Iniciar una investigación interna para esclarecer los hechos y determinar las responsabilidades.
  • Aplicar las sanciones correspondientes al acosador o acosadores, según la gravedad de los hechos.
  • Implementar acciones correctivas y preventivas para evitar que se repitan situaciones de abuso.

 

Protocolo para el acoso laboral.

 

¿Hay test para detectar acoso laboral?

Para detectar si se está sufriendo acoso laboral, existen algunos test o cuestionarios que pueden ayudar a identificar los síntomas y las situaciones de riesgo. 

Estos test no son diagnósticos ni sustituyen la valoración profesional, pero pueden ser una herramienta útil para tomar conciencia del problema y buscar apoyo.

¿Cómo demostrar acoso laboral?

Si lo que queremos es demostrar que se está siendo víctima de acoso laboral, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Recopilar pruebas: se trata de reunir toda la documentación que pueda servir para acreditar las conductas de acoso, como correos electrónicos, mensajes, grabaciones, testigos, etc.
  • Denunciar la situación: se debe comunicar la situación al superior jerárquico, al comité de empresa, al sindicato o al servicio de prevención de riesgos laborales, según el caso, y solicitar una solución.
  • Acudir a la vía judicial: si no se obtiene una respuesta satisfactoria por la vía interna, se puede presentar una demanda ante los tribunales laborales o penales, según la gravedad de los hechos, y reclamar una indemnización por los daños sufridos.

 

Prevención del acoso laboral.

 

Conclusión:

En conclusión, el acoso laboral es una situación grave que afecta a la salud física y mental de las víctimas. Es importante que si sufres acoso laboral, busques apoyo profesional y legal, y que denuncies tu caso ante las autoridades competentes. No te quedes callado ni te sientas culpable, pues el acoso laboral es un problema social que debe ser erradicado.

En el perito judicial somos expertos en este tipo de casos. Gracias a un informe pericial podremos demostrar que estas actitudes están generando unas consecuencias en tu vida y en tu salud. Y por ello reclamar una indemnización, cambios o mejoras en tu situación laboral.

Si estás sufriendo este tipo de abusos, no dudes, la ley está de tu lado.

Aquí os dejamos algunas de las noticias sobre el acoso laboral más relevantes:

Contáctanos como quieras