Custodia compartida, enfoque integral para el bienestar de los hijos

La custodia compartida es un tema de gran importancia en el ámbito legal y familiar.

Se trata de un acuerdo que busca garantizar el bienestar de los hijos tras una separación o divorcio.

En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la custodia compartida, cómo funciona y los desafíos relacionados con la modificación de este acuerdo en situaciones específicas.

 

niño de 2 años aproximadamente triste creciendo con padres sopados, observa figura de recorte familiar por custodia compartida.

 

¿Qué es una custodia compartida?

La custodia compartida es un arreglo en el que ambos padres comparten la responsabilidad de cuidar y tomar decisiones importantes para sus hijos.

Esto implica que los niños pasan tiempo de calidad con ambos progenitores, promoviendo así una relación continua con ambos padres.

La custodia compartida puede variar en términos de horarios y condiciones según las necesidades de la familia.

Cómo funciona la custodia compartida:

En un acuerdo de custodia compartida, los padres deben colaborar en aspectos como la crianza, la educación y la atención médica de sus hijos, los horarios de custodia pueden ser semanales, mensuales o basados en otros arreglos acordados por ambas partes y aprobados por el tribunal, este enfoque tiende a ser beneficioso para los niños al proporcionarles estabilidad y la oportunidad de mantener relaciones cercanas con ambos padres.

 

símbolo de juzgado de menores por peritaje judicial que ampara la custodia compartida en la familia para un cuidado a los menores.

Desafíos y consideraciones en la custodia compartida:

La custodia compartida y la responsabilidad parental van de la mano para garantizar el bienestar emocional y físico de los hijos en situaciones de separación o divorcio.

A través de la comunicación, la cooperación y la flexibilidad, los padres pueden crear un ambiente estable y amoroso en el que sus hijos puedan prosperar.

Recordemos que el objetivo principal es criar a niños felices, saludables y bien ajustados y esto se logra mejor cuando ambos padres asumen su responsabilidad y trabajan juntos en beneficio de sus hijos.

La custodia compartida es un enfoque que busca mantener la relación de los niños con ambos padres después de una separación o divorcio.

Sin embargo, modificar este acuerdo puede ser un proceso delicado y complejo y debe basarse en el interés superior de los hijos.

Si estás considerando modificar un acuerdo de custodia compartida, es esencial buscar asesoramiento legal adecuado y considerar todas las opciones disponibles para garantizar el bienestar de tus hijos, en última instancia la custodia compartida se enfoca en el amor y la estabilidad que los padres pueden brindar a sus hijos durante tiempos de cambio.

Recordamos entonces que la custodia compartida es un acuerdo en el que ambos padres tienen derecho y responsabilidad igual para tomar decisiones importantes en la vida de sus hijos, esto incluye decisiones relacionadas con la educación, la atención médica, la religión y otros aspectos fundamentales.

Aunque los horarios pueden variar, la responsabilidad compartida significa que ambos padres deben colaborar en la crianza de los hijos.

Modificar un acuerdo de custodia compartida puede ser un proceso complejo y está sujeto a las leyes y regulaciones locales.

Desafíos y consideraciones

Algunos de los desafíos y consideraciones comunes a tener en cuenta en una custodia compartida son los que te contaremos a continuación:

  • Consumo de drogas: Si uno de los padres desarrolla problemas de consumo de drogas, puede ser motivo para revisar el acuerdo de custodia. Sin embargo, se requerirá evidencia sólida de que el consumo de drogas está afectando negativamente la seguridad y el bienestar de los hijos.
  • Salud mental: Las preocupaciones relacionadas con la salud mental de uno de los padres también pueden llevar a una revisión de la custodia compartida, nuevamente se necesitará evidencia convincente para demostrar que la salud mental del padre o de la madre afecta la capacidad de criar a los hijos de manera adecuada.
  • Interés del niño: En cualquier modificación de la custodia, el interés principal es el bienestar de los hijos, los tribunales evaluarán si un cambio en el acuerdo actual beneficia a los niños y si es en su mejor interés.
  • La comunicación efectiva: es clave en la custodia compartida, los padres deben estar dispuestos a hablar entre ellos sobre las necesidades y preocupaciones de sus hijos.Esto implica discutir temas como la escolarización, la atención médica y las actividades extracurriculares para tomar decisiones informadas que beneficien a los niños.
  • Cooperación y Flexibilidad: Requiere una alta dosis de cooperación y flexibilidad por parte de ambos padres. Deben estar dispuestos a adaptarse a las cambiantes circunstancias y necesidades de sus hijos, esto podría implicar ajustar los horarios de custodia o realizar cambios en el acuerdo para garantizar el bienestar de los niños.
  • Priorizar el Bienestar de los Hijos: Debe ser la prioridad número uno en la custodia compartida, esto significa que los padres deben dejar de lado sus diferencias personales y centrarse en lo que es mejor para sus hijos, los niños deben sentirse amados y seguros en ambos hogares, independientemente de la situación de sus padres.
  • Apoyo Externo y Recursos: En algunos casos, puede ser beneficioso buscar la ayuda de mediadores familiares o consejeros para facilitar la comunicación y la toma de decisiones conjuntas. Estos profesionales pueden proporcionar estrategias para abordar conflictos y trabajar juntos de manera más efectiva.

 

custodia compartida hombre y su niña de 5 años juntos abrazados y mujer madre tomando la otra mano de su hija siendo ignorada por la niña.

Te queremos confirmar que la custodia debe ser otorgada al padre o madre que sea más idóneo para el hijo para garantizar que el interés superior del niño sea el principal enfoque de la decisión.

Esta es la forma más efectiva de garantizar que los niños tengan la oportunidad de crecer en un ambiente que promueva su bienestar físico y emocional a lo largo de su vida.

 

dos niños pequeños entre 2 y 3 años jugando y creciendo feliz en un hogar armonioso por custodia compartida otorgada de manera eficiente y armónica al padre o la madre.

¿Cómo te podemos ayudar desde El Perito Judicial?

Este documento puede proporcionar información valiosa sobre la situación que se presenta en el proceso, y ayudar a los jueces. Las partes involucradas y los abogados a tomar decisiones informadas y preparar sus argumentos y estrategias.

Si estás interesado en saber más, es importante contar con la asesoría adecuada, y considerar la posibilidad de obtener un informe para asegurarte de tener la mejor defensa posible.

Desde el Perito Judicial contamos con profesionales altamente capacitados para poder conseguir dicho trámite. Puedes llamarnos o hablarnos por WhatsApp si necesitas más información.

Tenemos a nuestra psicóloga experta en realizar informes periciales, Estefanía Cuélliga Sánchez.

Contáctanos como quieras